deutsch || english || français

Nuestro ganado vacuno


La raza.

La raza de nuestras vacas es la "Menorquina", autóctona de la vecina isla de Menorca, es antigua, adaptada al terreno y de doble uso; sirve para la producción de leche y queso y para la de carne.

Para más información sobre razas autóctonas de animales domésticos de las Islas Baleares: www.racesautoctones.com.


Como los criamos.

Los animales están todo el año a la intemperie, pastando en las diferentes parcelas de la finca. Se alimentan pues, exclusivamente de pastura y heno de la misma finca

Los terneros están con la madre mamando de 6 a 8 meses. Con 2 ó 3 semanas comienzan a comer ellos mismos pastura y forrajes. Están con la madre, el toro, las otras vacas y terneros, en una manada todos juntos. Siempre tienen acceso a la madre mamando todo lo que quieran.

Después se separan para el destete y que la madre tenga un periodo de descanso hasta el nuevo parto, más o menos un ternero por año.

No damos ni a las madres lactantes, ni a los pequeños, grano o piensos para su engorde artificial (más Kg. en canal) antes de sacrificarlos. Comen solamente fibra y por consiguiente crecen lentamente.

Viven de forma natural.

Dejamos que la vida de estos animales discurra de una manera totalmente natural.

La madre que le da a su pequeño, todos los días un buen peinado, lamiéndolo de abajo a arriba y de atrás para delante, la presencia del padre, de las otras vacas con las luchas para que el pequeño se entere del orden jerárquico en la manada y también muy importante la mano benévola del ganadero. Son animales que se desarrollan de acuerdo con sus instintos en un entorno natural y con una comida propia de rumiantes es decir fibra.

Su carne es por tanto lo que en inglés llaman "grass fed beef".

La carne procedente de bovino que se alimenta de pastura o fibra exclusivamente ("grass fed beef"), tiene los valores de las grasas omega 3 mucho más elevado que un mismo animal que se hubiera alimentado además con grano. Este último (alimentado además con grano), tiene las grasas omega 6 desproporcionadas con relación a las omega 3. No es que sean malas las grasas omega 6, pero su creciente desproporción, al alza con respecto a las omega 3; hace aconsejable nutrirse más con lo que tenga omega 3, es decir animales que se alimentan exclusivamente con hierba.

¿Nos permiten una respetuosa comparación? "Kobe meat" de Japón.

Cada vez es más popular la llamada "Kobe meat", carne de ternera procedente de Japón, donde los terneros son criados y alimentados de forma especial, incluso con remojo de malta. Y les dan masajes.

¿ A qué se debe esta peculiar forma de cría ? Pues a que la ganadería cada vez se ha vuelto más industrial, en el sentido de que se pretende conseguir el máximo de peso en el menos tiempo posible, (tanto en la ganadería convencional como también en la ecológica, a veces). O sea cantidad prevalece sobre calidad. Evidentemente en ese proceso, algo tan delicado de medir como es el sabor, se pierde poco a poco. Es por esto que alguna gente se ha dado cuenta y vuelve a demandar carne con sabor a carne.


 

El sabor de nuestra carne.

Pero dejemos a los japoneses su "kobe meat", ya que en Binifela el efecto "kobe" viene de forma natural. Son animales que se desarrollan acorde a sus instintos en un entorno natural y una comida propia de rumiantes es decir fibra. Nada más y nada menos. Lo que se refleja en la textura y sabor de su carne.


Como podemos servir la carne.

Se sacrifican en el Matadero de Felanitx, Manacor o Palma de Mallorca, cuando tienen ente 8 y 24 meses. El peso medio de estos animales en canal es de 140 a 230 Kg. (Sin haber comido piensos o cereales para el engorde).

Dejamos madurar el animal en canal, en cámaras frigoríficas, el tiempo que necesite cada uno y esto depende de la edad; para que la carne esté en su punto. (textura y sabores).

ver COMERCIALIZACION.

Galería fotográfica